La asociación

La Asociación para el Avance de la Ciencia Psicológica tiene por objetivo promover el desarrollo estratégico de la psicología para el bien común de la Humanidad, a través del abordaje de los modos de producción, utilización y apropiación social del conocimiento psicológico, y de los ámbitos de formación, comunicación, regulación y organización en psicología.

Una organización

La Asociación para el Avance de la Ciencia Psicológica (AACP) fue fundada en 2005 con el objetivo de promover el desarrollo estratégico de la psicología para el bien común de la Humanidad, a través del abordaje de los modos de producción, utilización y apropiación social del conocimiento psicológico, y de los ámbitos de formación, comunicación, regulación y organización en psicología.. Actualmente, reúne una membresía de más de 750 psicólogos, investigadores, profesionales, docentes y estudiantes y tiene sedes en diferentes provincias del país.

La gobernanza de la AACP se divide en dos niveles. En primer lugar, sus órganos de gobierno se componen por la Comisión Directiva y el Consejo de Representantes, que son votados por la membresía cada dos años. Por otro lado, para garantizar su funcionamiento instrumental, sus órganos operativos incluyen siete departamentos: Ciencia, Práctica, Interés Público, Formación, Comunicación, Regulación y Organización y tres direcciones: Miembros, Eventos y Prensa, cuya organización refleja un modelo distribuido de trabajo que cubren cada una de las actividades de la asociación.

Desde 2009 edita semestralmente la Revista Latinoamericana de Ciencia Psicológica (PSIENCIA), que cuenta con importantes indizaciones. Publica artículos relacionados con avances de la psicología a nivel epistémico, científico, disciplinar y social, y aborda temáticas de relevancia para su avance en la región.

Para ejercer su compromiso educativo, ha implementado un campus virtual a través de cual mantiene una oferta de cursos de formación con alcance internacional, especialmente en áreas estratégicas.

Como parte de su propuesta activa mantiene vigentes diversos programas institucionales que ordenan acciones específicas, especialmente orientados al fortalecimiento científico y la relevancia social de la psicología. Durante 2014, por ejemplo, tuvo lugar el ciclo de divulgación “La ciencia psicológica llega a la comunidad” que recorrió diferentes universidades del país con charlas abiertas a la comunidad, dictadas por investigadores en psicología. Por otra parte, en 2013, conformó el Grupo de Trabajo para la Promoción y Difusión de las Prácticas en Salud Basadas en la Evidencia (PSBE) cuyo objetivo es constituirse como un canal de reflexión, planeamiento y representación para el desarrollo de acciones estratégicas de la psicología argentina por la salud de la población.

Gracias al financiamiento de la Association for Psychological Science (APS), la AACP ha desarrollado dos portales en línea, uno para formación científica en psicología (www.ipsicologia.com) y otro para la divulgación y apropiación social (www.psicologiapublica.com).

Una forma de pensar la psicología

La referencia a la “ciencia psicológica” como parte de nuestra denominación se vincula con la propuesta de un modelo científico-social para la psicología. Esta perspectiva destaca el desarrollo científico de la disciplina en conjunto con una reflexión sobre su rol social.

En primer lugar, este enfoque promueve una estructuración científica en psicología que adhiera a los estándares de producción y puesta a prueba de conocimientos que actualmente se encuentran vigentes para nuestra ciencia. Este primer aspecto tiene el objetivo de señalar que frente a la tensión entre diferentes prácticas que suelen ocupar el espacio disciplinar de la “psicología”, nuestra organización fomenta y apoya aquellos desarrollos que mantengan una actitud científica.

En segundo lugar, reconoce la necesidad de instalar una reflexión sobre la relación entre ciencia y sociedad. Por esto, la AACP promueve acciones y busca desarrollar mecanismos de articulación, contextualización, vinculación y transferencia del conocimiento científico en psicología. De este modo, los hallazgos producidos con tanto esfuerzo pueden alcanzar una utilidad y aplicación de forma sistemática, como fundamento de la práctica profesional o en el marco de la toma de decisiones en políticas públicas.